Los girasoles

TELÉFONO HOTEL: (+34) 976 46 92 00 HAZTE MIEMBRO

RESERVA en nuestros hoteles y obtén un 25% de descuento!

Disfruta de la Semana Santa en Zaragoza

La Semana Santa en Zaragoza tiene una trayectoria muy larga, que se remonta a más de 700 años. Cada año se lleva a cabo la celebración de 53 procesiones, algunas de ellas destacan por su singularidad donde hay una comunidad de más de 16.000 cofrades.

Sin embargo, lo que realmente distingue a la Semana Santa en Zaragoza es su sonido distintivo; más de 4.000 bombos y tambores acompañan las procesiones y los pasos por toda la ciudad, creando una experiencia emocionante para los ciudadanos y visitantes que van a conocer la ciudad y alojarse en los mejores hoteles en Zaragoza.

Para sumergirse en la esencia de una manifestación religiosa y cultural como es la Semana Santa, es necesario estar atentos y receptivos. Hay que permitirse ser llevados por la experiencia, vivirla y sentirla. Saborear el aroma del incienso, apreciar la belleza de los pasos procesionales, disfrutar del colorido de las túnicas y del sonido impactante que resuena y estremece.

En Zaragoza, se entrelaza una tradición centenaria con influencias castellanas y andaluzas, fusionándose con la fuerza de los tambores y bombos del Bajo Aragón. Por lo tanto, no debería sorprender que la jota y la saeta se mezclen, o que veamos elementos propios y foráneos combinados creando algo nuevo y muy diferente.

Por eso, las procesiones en Zaragoza son una de las actividades más populares durante la Semana Santa en Zaragoza. Hay más de 50 procesiones en la ciudad, con diferentes recorridos y horarios. Es una oportunidad única para experimentar la emoción y la solemnidad de esta celebración.

Sin embargo, la ciudad ofrece una gran variedad de actividades para disfrutar de la Semana Santa. Como se mencionó anteriormente, la música en esta época del año en Zaragoza se caracteriza por el sonido de los tambores y los bombos. Hay numerosas bandas que tocan durante las procesiones, así como conciertos y recitales de música sacra en diferentes lugares de la ciudad.

Degustar los platos típicos en Semana Santa también es una buena oportunidad para disfrutar de la deliciosa gastronomía aragonesa, que incluye el bacalao al ajoarriero, el ternasco y las torrijas. También hay varias pastelerías que ofrecen dulces típicos de Semana Santa. Además, debido a que ya ha llegado la primavera y el clima lo permite, se puede disfrutar de numerosos restaurantes con terraza en Zaragoza.

Si busca un momento de relajación y bienestar, puede optar por visitar uno de los numerosos spas que se encuentran en la ciudad. Algunos hoteles ofrecen paquetes especiales de spa durante la Semana Santa, que incluyen tratamientos de belleza y masajes relajantes.

Además, algunos cuentan con instalaciones que incluyen baños de hidromasaje, saunas y piscinas climatizadas, lo que permite disfrutar de un momento de tranquilidad y paz en un ambiente cálido y acogedor. En definitiva, visitar un spa en Zaragoza en Semana Santa puede ser una excelente forma de cuidarse y relajarse durante esta celebración religiosa y cultural.

A su vez, durante la Semana Santa, también se pueden visitar otros lugares como la localidad de Utebo a tan solo 13 kilómetros de distancia respecto Zaragoza. Uno de los lugares más destacados es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que cuenta con un gran campanario mudéjar. No está lejos de la capital, aunque también se recomienda hospedarse en alguno de los hoteles ubicados en Utebo.

Asimismo, un poco más alejado de la capital, también encontramos el Monasterio de Piedra, un hermoso monasterio que se encuentra a unos 120 kilómetros de Zaragoza y es uno de los lugares más visitados de la comunidad autónoma. Cuenta con hermosos jardines, cascadas y paisajes naturales impresionantes.

También destacan otros lugares como Calatayud, esta ciudad se encuentra a unos 86 kilómetros de Zaragoza y es conocida por su rica historia y patrimonio cultural. En Semana Santa, se celebran numerosas procesiones y actividades religiosas en la ciudad.

Finalmente, se recomienda visitar Tarazona, una ciudad con una impresionante catedral gótica y una gran cantidad de monumentos históricos. Es famosa por sus celebraciones de Semana Santa, que incluyen procesiones, representaciones teatrales y conciertos.

Visitar Zaragoza es una opción acertada en cualquier época del año, pero visitarla en Semana Santa es aún mejor por el abanico de planes culturales y de ocio que brinda la ciudad.